Niñas, adolescentes y mujeres, clave para acabar con la pobreza

En este escenario niñas, adolescentes y mujeres soportan una carga desproporcionada de la pobreza. Siguen teniendo mayores probabilidades de caer en la pobreza debido a la discriminación sistemática en el acceso a la educación y los servicios de salud, o en el control de bienes. Sin embargo, cuando mejora la vida de una niña, mejora la de su familia. Es un hecho que cuando las mujeres obtienen ingresos, reinvierten el 90% en sus familias, mientras los hombres destinan el 30-40%. El empoderamiento de las niñas, adolescentes y mujeres a través de la educación es la clave para un cambio social y económico significativo en los países en desarrollo que rompa con el círculo de la pobreza. Permite impulsar las medidas para erradicar la pobreza extrema y el hambre, lograr la enseñanza primaria universal, reducir la mortalidad materno-infantil, y combatir enfermedades como el VIH y el paludismo.
Se merecen una oportunidad.

ANA CRISTINA PÉREZ GARCÍA
…………………………………………………………..

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s